lunes, 30 de abril de 2007

Es sábado, por el amor de Dios...

Bueno, creo que esta seria otra historia sobre las combis...

Era sábado en la mañana, estaba previo a una presentación con mi grupo "TAKILLAKKTA", eran las 8:30a.m. de la mañana había quedado con un amigo con encontrarnos a las 10 en San Pedro para confesarnos, de tal forma que llegábamos al concierto con toda la gracia de Dios.

Me dispuse a salir de mi casa, para esto ya tenia todo planeado... al menos eso esperaba pero el destino me jugo distinto... tome mi carro con dirección al Centro de Lima y para mi mala suerte el chofer era demasiado precavido, pues iba mas lento que una tortuga, imaginense como era eso, veía a transeúntes caminar mas rápido que la bendita "custer" era imposible de creer...

Bueno, dije yo, como he salido con tiempo, no hay problema, llegare bien. Como a las 9:40 (mas o menos) me doy con la sorpresa de que aun estaba entrando a la Av. Brasil (para que se imaginen, el recorrido de mi casa a la Iglesia San Pedro no debe ser de mas de 50m. pero saque su cuenta, tome el carro a las 9a.m. y ya iban 40 m. y aun no estaba a la mitad del camino) fue en esos momentos donde le mando un mensaje de texto a mi amigo:

- Por donde andas?. Edgard
- Ya estoy aquí, tu donde estas?. J.
- Aun no entro a la Brasil, el chofer es un demorón!!!
- Bueno apúrate pues. J.

Cuando en esos momentos el chofer voltea por una esquina para entrar a la Av. Brasil y...NOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO!!!!!!!!!!!! hay roto la pista que desemboca a la Av. Brasil, entonces el chofer comienza su travesía para poder buscar una calle que lo ayude a desembocar a la Av. Brasil, en esos momentos me llega el siguiente mensaje de texto:

- Ubicación?. J.
- Tratando de salir a la Av. Brasil, han roto la pista de acceso.
- Apúrate que ya se esta llenando la cola.
- Ok, le diré al conductor de tu parte, jajaja.

En esos momentos, el chofer se convirtió en todo un gambeteador de calles, después de muchos quiebres y maniobras, ¡zas! llego a la Av. Brasil. ¡Ahora si la hago! - dije yo.

Lo que pasa es que una vez que este en la Av. Brasil el camino es corto y rápido, como dije al principio, no todo sale como uno lo planea.

Nuestro amiguito conductor decidió, esperar cada semáforo de esta larga avenida, esto quiere decir mas o menos unos 20 o 25 semáforos en todo el recorrido, cuando en esos momentos le mando un mensaje a mi amigo:

- Este chofer, no se que tiene, creo que quiere romper el Record Guinness en estar parado en todos los semáforos. Creo que la va a hacer a este paso!
- Jajajaja, apúrate oe, ya me confesé, así que te guardo sitio. J.
- Gracias por esperarme. Ya llego, creo que le pondré una rata blanca(1) en el asiento para que se apure, jajajaja.

Bueno, una vez terminada mi laaaaaaaaaarrrrrrga travesía por esta avenida, voltea para entrar a una avenida mas corta que es conexión para llegar a la avenida Wilson y Tacna las cuales son mi destino final. Entonces le mando un mensaje a mi amigo:

- Ya llego, estoy entrando a Wilson, estoy cerca, sigue guardándome sitio.
- Ya pero apúrate que estoy aburriéndome. J.
- Reza, aprovecha que estas ahí, de paso escucha misa siempre es bueno, jajaja.
- Jajaja, apúrate oe. J.

Cuando en eso, otro golpe del destino... NOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO!!!!!!!!!!! ESTO ES EL COLMO!!!!
Mando otro mensaje de texto:
















Esto es un desfile de Carros Alegóricos (solo por si no lo sabia)


- No puede ser!!! hay desfile de carros alegóricos!!! ME QUIERO CONFESAR!!!
- Jajajaja, estas piña cholo!!! jajaja
- Esto no puede estar sucediendo!!!
- Jajajaja, tranquilo cholo, miralo por el lado amable, ahora te confiesas, si es que llegas! jajajaja.
- Gracias por el apoyo moral! tu si eres mi amigo. jajaja.

Bueno, después de esperar a los "lindos carritos alegóricos", no se a quien se le ocurren esas "idiotas"... ¡un desfile de carros alegóricos por una avenida que es recontra transitada!

Bueno, la cosa es que después de mi travesía, llegue al paradero, del paradero a la iglesia son mas o menos 10 cuadras, así que después de haberme soplado las maniobras de las calles, la lentitud del chofer y el desfile de carros alegóricos, solo tome una decisión: ¡AHORA O NUNCA! tome un taxi hasta la Iglesia (no es flojera, por si acaso, es economizar mi tiempo ya malgastado)

Bueno llegue a mi destino, mi amigo estaba haciendo cola por mi en el confesionario, llego apurado con cara de amargo, saturado por esta aventura... mi amigo cariñosamente me dice:

- Y esa cara?
- Ta que payaso eres!!!
- jajajaja. Bueno ahora si haz tu cola y confiésate.
- Si, ahora si voy a poder! jajajaja.

Bueno, esto me enseña 2 cosas:
1.- Salir mas temprano para prever las siguientes cosas
a)Pasividad del conductor.
b)Reparación de calles
c)Desfiles de Carros Alegóricos
2.- Tratar de tener más paciencia con nuestros amigos conductores.

(1) pequeño cohete que se utiliza para los juegos artificiales.

jueves, 12 de abril de 2007

Amigos Conductores...

Cuantas veces, cuando viajan en una "CUSTER" (conocido tambien como microbus) o en una "COMBI" (otro tipo de transporte urbano) no han pensado en como maneja el queridisimo y muy amable chofer o conductor.

Bueno esto me paso hace unos 2 dias, iba camino a mi trabajo, estaba escuchando musica en mi reproductor de mp3, todo iba tranquilo. Hasta que... ¡zuas! se cruzo una camioneta Nissan roja del año 90 o por ahi, la "Custer" freno de improviso, los que estaban parados por poco terminan en el parabrisas de vehiculo, los que estabamos sentados nos mandamos un cabezaso contra el asiento de adelante, si no fueron todos, al menos yo si y eso me importa, saben... duele!!!.

Bueno, como a nuestros amigos conductores de transporte publico esto que acaba de suceder es una ofensa contra lo mas querido por ellos, es decir, su orgullo!!!, despues de sobreparar para calmar a los usuarios, mas que todo para ver si su carro habia sufrido algun rasguño por la arremetida de la camioneta, se dispuso a corretearlo.

La gente se quejaba, le gritaba mil cosas, creo que ya se imaginan, pero a nuestro amigo conductor no le interesaba absolutamente nada, solo tenia un objetivo: "La camioneta roja".

Bueno, para ese momento el que menos ya habia adoptado una posicion de "aterrizaje forzoso", todos estabamos preparados para la colisión. Asi fue, despues de unas 6 o 7 cuadras, el chofer, alcanzo su objetivo y lo primero que hace es medir a su presa, seguidamente se aproxima con cuidado (como para no despertar sospechas), despues de una habil maniobra en el volante... ¡zuas! cierra a la camioneta roja, otra vez los pasajeros que estaban parados casi terminan en el parabrisas delantero, los que estabamos sentados, no nos paso nada, pues ya estabamos prevenidos, ahora si lo digo por mi, jajaja.

Ustedes creen que alguno de los 2 choferes se movian, para nada, se miraban fijamente como 2 gallos de pelea que se van estudiando para poder atacar a su enemigo, en esos momentos es cuando suena el pitazo de la amistad, que quiero decir con eso, pues... muy facil, se aparecio por ahi una policia de transito, en ese momento los conductores se volvieron compadres, se pedian disculpas, echaban la culpa a los vehiculos, es decir, no paso nada!!!

Como sera la hipocresia que llega a estos grados, ademas solo un consejo a aquellos que como yo viven diariamente el continuo ejercicio de la confianza, del continuo ejercicio de callarse para no amargarse y tener un dia tranquilo... esten preparados para los "aterrizajes forzosos", saben... duele!!! y duele mucho!!!

miércoles, 4 de abril de 2007

¿Que les parece?

Primer día:

9:00am - suena mi anexo, es mi jefe.
- Edgard, ven a mi oficina, necesito que hagas una programación.
- Ok, ahi subo.

Hasta ahí, todo tranquilo... tengo la reunión con mi jefe me explica unas cuantas cosas sobre lo que tengo que hacer, el resto depende de mi.

-11:00am - llego a mi oficina
Bueno, a ver... tengo que hacer este diseño, sacar la cantidad del material, el costo por los días de alquiler, el costo del flete, etc, etc, etc.
Ok, A TRABAJAR!!!

Uno empieza entusiasta, todo transcurre con normalidad durante el día.

Segundo día:

-8:00am - llego al trabajo, saco mis diseños, prendo la maquina, comienzo a seguir el trabajo pendiente...
10:00am - suena mi anexo...
- Edgard, necesito que subas a mi oficina, tengo otra cosa para ti
- Ok, ya subo.

Caramba que tal disponibilidad de este humilde trabajador, claro si el paga mi sueldo hay que hacerle caso, jajaja.

12:00 - regreso a mi oficina
Ok, tengo que hacer este otro diseño, coordinar la salida del material, ir a la obra "X" para supervisar el montaje. Correcto, todo apuntado.

El día transcurre casi normal, apurado por el diseño del día anterior, apurado por las cosas que tengo que hacer en este día, paso casi 5 horas supervisando el montaje del susodicho evento, es decir, día perdido.

Tercer día:

-8:00am - Llego a la oficina, prendo la maquina, saco todos mis papeles sobre el escritorio, mis diseños, mis catálogos de los materiales, etc.

Comienza mi stress, ese es el momento en que solo quieres dedicarte a tus pendientes, pues no quieres dejar nada para el sábado porque sino vas a tener que ir temprano y salir tarde de la oficina.

Ese día, no me llama mi jefe pues esta en un montaje o en reuniones ¿quien sabe?

Cuarto día: día crucial!!!

-8:00am - Llego a la oficina, prendo la maquina, saco todos mis papeles (que ahora son mas) sobre el escritorio, mis diseños, mis catálogos de los materiales, etc.

Ese es el día crucial, debo desacermne de tanto papeleo, así que como hormiguita, comienzo a trabajar, nada de cafecito, nada de galletitas, nada, absolutamente nada, solo trabajo, trabajo y mas trabajo.

Llega la hora del almuerzo, como rápidamente y sigo con el trabajo.

-5:00pm -- hora de salida, ya esta todo terminada, no queda absolutamente nada pendiente...

ring, ring, ring...
-¿aló?
- Jefe, ya tengo lo que me pediste, sobre el diseño, el costo de los mismos, el costo del flete, también tengo sobre los datos de la supervision del montaje.
- ok, ven a mi oficina.
- Listo, ahi voy.

Subo, apurado para poder entregar todo y poder retirarme tranquilo...

- Correcto, dejalo encima de mi escritorio
- Ok, ¿no lo vas a revisar?
- Si, pero lo reviso mañana, total... todavía hay tiempo.
- ¿Tiempo? ¿para cuando es esto del material y el diseño?
- Para fin de año.

No es el colmo!!! cuantas veces les ha pasado eso??? sino fuera porque soy católico y aparte porque es mi amigo (me refiero a mi jefe) le rompía la cara!!!
No mentira, pero a veces, hay que ver cual es la urgencia y saber comunicarla para poder planificar las cosas. Bueno, uno va aprendiendo de las cosas.