viernes, 5 de septiembre de 2008

Conversaciones en un taxi...

A quien no le ha pasado que toma un taxi y el taxista te comienza a hacer el habla... Creo que a todos, actualmente es algo cotidiano, creo yo. Ayer tuve una de estas "ocasiones" en donde el taxista es un parlanchín, es un tipo muy curioso, es más hasta retrata la "curia" limeña en su máxima expresión... pasemos a describir a nuestro curioso personaje.
Rasgos mestizos, color de piel oscurecida por el sol (aunque aquí en lima no hace sol pero... ya me entienden, sino imaginenselo), contextura física robusta, pelo corto, vocabulario típico del "limeño parrandero" (lleno de jergas), y con hábitos de manejo digno de los taxistas peruanos (me refiero a los atajos para llegar a los sitios mas rápido evitando trafico y calles rotas) bueno, era todo un personaje.
La cosa es que después de "buscar" por un buen rato algún taxista que me pueda llevar a mi destino, tome a este personaje de la historia. Y es que para tomar un taxi hoy en día tienes que esperar que el taxista quiera ir a donde uno va, ahora son ellos los que escogen a donde ir... ¿cómo cambian los tiempos, no?
Bueno la cosa es que subí al taxi con destino al centro de Lima, eran las 6 y pico de la tarde y para los que conocen Lima a esa hora el tráfico es desastroso, así que con la "paciencia" que me caracteriza le dije al "maestro" que busque la mejor ruta para llegar lo más rápido posible.

Entonces comenzó a manejar el taxista... todo bien hasta que...
Suena mi celular...
Yo: ¿Aló?... ah... hola, ¿dime?...
Después de un rato colgué el teléfono.

Taxista: Ahhh.. "la marcación" (en tono sarcástico)
Yo: jajaja, no para nada, es de la oficina.
Taxista: Ahhh, ok.

Después de un rato...
Taxista: Ta buena esa flaca, ¿no?
Yo: ¿qué? perdón (extrañado, pues estaba leyendo el periódico)
Taxista: La flaca pe, ta buena, ¿no?
Yo: Ahh... ¿no se?, ¿a ti te gusto?
Taxista: Claro pe, ta fuerte!
Yo: bueno... si tu lo dices... (yo estaba más preocupado en como llegar más rápido que en conversar sobre una "flaca")

Silencio... al rato...
Taxista: Y... ¿se va a ver a la trampa o a la firme?
Yo: Perdón, pero creo que te equivocaste de persona, choche. (molesto)
Taxista: Aya!!, disculpe, es que me gusta conversar pe.
Yo: Estee... ¿por dónde vamos a ir? (pues habíamos cortado camino y estábamos por alguna zona de la victoria, esa zona en la que no te metes a menos que conozcas al matón del barrio o seas de ese barrio)
Taxista: No pes, chino. Este es un atajo... pero no creas que te voy a "poner"(1) pe, ¿cómo crees? para te esto haciendo el habla pes, para que veas que soy un para honrado pe, varón.
Yo: Aya! ok, chino. Pero me hubieses avisado la ruta. Más bien ten cuidado que sino nos "ponen" a los 2, jajaja.
Taxista: No, tranquilo nomás yo manyo(2) a la gente de este barrio, son mis yuntas(3).
Yo: Bueno, eso me tranquiliza. (Desconfiando obviamente, en ese momento cerré el periódico y me puse a ver por donde estábamos yendo).

Desde ese momento el taxista y yo entramos a una conversación que, creo, solo se da entre personas que se conocen y hasta podríamos decir "amigos", jajaja.
Me comenzó a contar de su pareja, que eran convivientes, mientras yo le decía que porque no se casaban, "no, ¿para qué? el matrimonio arruina el amor" - decía él. "No, chochera. Estas loco." - respondía yo. La cosa es que se armó una conversación bien chevere con mi "nuevo" amigo.

El tiempo pasó, rápidamente... cuando llegamos al lugar acordado, nos despedimos como dos buenos amigos:
Yo: Oe, gracias!! Nos vemos, cholito, suerte!!
Taxista: Ya brother, nos vemos. Ten cuidado que por aquí roban, chequea para todos lados, nos vemos.
Yo: Ok, gracias, nos vemos. Dios te bendiga.
Taxista: Gracias, a ti también.

"Fuera de bromas" (disculpa Kike que robe tu frase, pero me servirá para lo que sigue) uno realmente no conoce a la persona hasta que coopera en salir al encuentro del otro. Yo, sin querer, no pretendía hacerme amigo del taxista, pero Dios tiene sus caminos y espero que la conversación y la amistad que hicimos en ese momento sea fructífera para ambos, para mi lo ha sido.

Suerte "mi estimado" amigo, Dios te bendiga.

----
(1) Poner: Es una jerga que significa "robar".
(2) Manyo: Sinónimo: Conocer.
(3) Yuntas: Sinónimo: Amigos.