miércoles, 24 de noviembre de 2010

Los tiempos cambian... a uno!!!

"Cuando uno es niño, piensa como niño... cuando uno es adulto, piensa como adulto." Interesante filosofía si nos "ponemos" a pensar y pensar, pero... que oculta este pensamiento???
Es interesante pensar que cuando uno comienza a crecer los retos, las metas, los sueños, la vida misma "cambia", cuando uno es pequeño solo piensa en jugar pelota, salir a la calle, jugar con los amigos... cuando uno crece... aparte de jugar pelota, salir con los amigos (ojo, ya no es salir a la calle, jugar con los amigos, sino es una unión de ambas acciones, jajajaja), también esta pensar en el futuro, en lo que se viene, en las consecuencias de lo que haces, que la enamorada, la novia y la futura esposa (cada paso a su tiempo), pensar en el trabajo para mantener a los hijos, en realidad "piensas como adulto", no?
Bueno a todos le llega ese "momento" en su vida y a mi me llego no hace mucho. Aunque no lo crean, tengo novia, así es NOVIA, eso quiere decir, que proximamente me casaré, es más hasta ya tengo fecha... ven que los tiempos cambian a uno? jajajajaja.
Solo puedo decir, que durante este tiempo, que Dios en su inmensa generosidad, me ha regalado y me ha ido dando luces para descubrir "ese famoso Plan" que tiene para mí, me descubro sobrepasado de amor, es poco comprensible que siendo uno tan "pequeño" frente a los propios ojos humanos, seamos para Dios inmensamente grandes para regalarnos el don tan precioso del amor y no solo un amor de "verano" ni pasajero, sino un amor para toda la vida. Es dificil imaginar la cantidad de bendiciones que uno recibe, yo hasta ahora no termino de contar, pero asi como Dios bendice... también exige y no exige porque se le da la gana, sino (parafraseando al gran Filósofo Ben Parker) "Un gran don conlleva una gran responsabilidad". Y qué responsabilidad, nada mas y nada menos que el amor hasta la eternidad. Dificil, no?
Pero como escuchaba en la homilia del domingo... "ese amor que tanto se proclama, ese amor de sonrisita, pasarla bien, me llevo super bien, ese amor que cantan taaaaaantos artistas idealizados pero que en el fondo no muestran el amor como verdaderamente es, ese amor que solo Cristo en la cruz nos mostró..."
"El amor que Cristo nos mostró", si pienso solo un ratito y veo a Cristo en la Cruz, solo puedo decir que el amor es como la Cruz: Dura, pesada, llena de astillas, clavos, pero cargada de una esperanza plena, de entrega generosa, de amor pleno, de vida eterna.
Y si pues, para mi ese es el amor que ahora el Señor me va mostrando, un amor de Cruz, pero una Cruz que a mi (y también a mi futura esposa) harán de nuestras vidas un regalo hermoso a Dios.

jueves, 2 de septiembre de 2010

Gracias Señor Alcalde!!!!!

Una tendencia muy actual de los alcaldes en lima es que comienzan a hacer "obras" cuando ya están terminando su periodo de gobierno. La anécdota empieza así:
...Ring...ring...ring...
Yo: Aló?
L: Hola, Edgard?
Yo: Si...(quién más seria si es mi celular?)
L: Hola, quería pedirte un favor...
Yo: Sí, dime.
L: Mira, vamos a tener un lanzamiento del grupo Por la Vida y queremos que nos ayudes en las moniciones y los cantos.
Yo: Bueno, no hay problema...¿Cuándo es?
L: El jueves 26, a las 8p.m.
Yo: Ya listo no hay problema, yo llego un poco antes para coordinar las cosas que se tengan que coordinar.
L: Ya listo, gracias.
Yo: De nada, nos vemos.

Bueno hasta ahi todo seria en condiciones normales!!! ahora definamos "condiciones normales", según RAE "1. loc. adv. A punto, bien dispuesto o apto para el fin deseado. U. t. c. loc. adj." (bueno eso dice, lo he copiado textualmente).
Llegado el día para el famoso lanzamiento, salgo de mi oficina ubicada en miraflores, tomo mi carro con dirección a Camacho para el lanzamiento, a todo esto sali de mi oficina 6:05pm y tome el carro a las 6:11pm... todo iba bien, hasta... (porque siempre hay un "hasta" en las historias) que entramos a Javier Prado, el loquerio era alucinante, el tráfico... ni que decir, pero confiado en que con el tiempo que sali no tendria problemas con llegar temprano.
Lo gracioso de todo era que la chofer, si "la" chofer, porque era una señora, quizo tomar un "desvio" según ella y terminamos en medio de un atracadero espectacular, tanto asi que llamo a su "compañera de chisme" para contarselo, fue algo asi:

La chofer: Hija, a que no sabes donde estoy... adivina pues... no... no... tampoco... ya pues hija adivina, a que no sabes, dime...donde crees que estoy? ah.. no.

Como rayos va a saber la persona que esta al otro lado del celular por donde miechica estamos??? sigamos con la conversación (ojo, aqui no hay chuponeo, simplemente buen oido, ya que la tia gritaba...)

La chofer: No, pues... ya te rindes? si? ya estoy en el trafico de Javier Prado.

Rayos!!! que tal deducción logica de la chofer...



La Chofer: si pues, me meti por un atajo y resulta que estaba cerrado, imaginate... ay si hija es el colmo, se pasan los alcaldes, como se les ocurre hacer obras en plena via pubblica, nos malogran el trabajo...

Este... a ver... acaso los Alcaldes no tienen que trabajar? bueno... en cierta forma le doy la razón a la tia, pues era el colmo que se les ocurra hacer tremenda obra sin hacer una buena señalización de las nuevas rutas, etc., pero por otro lado, el nivel de conchudez de la chofer era impresionante!!! ella fue la que quiso meterse por ahi, además la señalización (que no era mucha) indicaba otro camino, bueno... la cosa es que estuvimos como 50 minutos en el mismo lugar, y ese tiempo la chofer se la paso hablando con su "hija" contandose historias de su marido y no se que otras cosas ya que uno ni se quiere acordar y ruega a Dios para que no se acuerde, gracias Dios que si escuchas las oraciones!!!.

A todo esto, llegue con las justas al lanzamiento, pues termine tomando un taxi para llegar temprano ya que la chofer se quedo un rato mas ahi, parece que estaba animada su conversación telefonica.

Bueno, espero que les haya gustado y tengan cuidado con las obras de los alcaldes, si bien es cierto ya estan terminando es el momento preciso (según ellos) de hacer algo para la reelección.

lunes, 19 de julio de 2010

Un poco de la niñez...

La otra vez estaba conversando con mi enamorada y justo regresaron a mi memoria diversas anécdotas de la vida infantil, de aquellas palomilladas que uno hace y se siente totalmente orgulloso de haberlas hecho en su momento pero después de años uno dice: "Rayos, tantas tonterías hice."
Bueno está anécdota data de los años...92 al 95 no recuerdo bien el año, así que supongan pues! jajajaja.
Junto con un amigo mío, Alex habíamos construido una casa en el árbol, bueno que les diré... es el sueño de todo niño, jajajajaja. Entonces habíamos construido nuestro "loft" y lo teníamos como un cuartel general donde podíamos planear nuestros futuros "entretenimientos", nosotros conocíamos a una chica, la cual ahora ni me acuerdo su nombre, la cual molestábamos bastante porque... bueno les diré el apodo y entenderán el por qué, el apodo era: "Cara de conejo". Tenía los dientes tan salidos que el siguiente apodo que pensamos para ella era "dientes de sable".
Bueno... un día, mientras Alex y yo estábamos jugando pelota en la pista, vimos a lo lejos a la "cara de conejo" entonces decidimos empezar el plan titulado: "Se me perdió un conejo". Entonces como locos comenzábamos a gritar: "se me perdió un conejo". Al principio no se dio cuenta ella, solo que cuando vio que era la única persona alrededor y con el precedente que ella todas las mañanas se veía en el espejo, cayó en la cuenta que nos referíamos a ella, así que no hizo más que conseguirse un palo y corretearnos. Para esto estábamos cerca de nuestro cuartel aéreo, entonces emprendimos la marcha redoblada hacia nuestra guarida.
He de reconocer que las primeras 10 veces que hicimos el plan “se me perdió un conejo” nunca nos encontró, es más, muchas veces hasta pasó debajo de nuestro cuartel pero sin éxito… para ella.
Un día, después de muchas y muchas veces de aplicado el plan, descubrió nuestra guarida y comenzó a tirar piedras, palos e insultos. Los cuales nunca llegaron a destino, bueno al menos los insultos si, jajajajaja. Entonces, ella trato de subir a nuestro cuartel, lo gracioso es que habíamos puesto diversas trampas para los intrusos y ese día, justo ese día funcionaron absolutamente todas, fue muy gracioso ver cómo le caía agua del balde camuflado, ver cómo enterraba su pie en la trampa terrestre, ver cómo se caía con el “peldaño falso” y también era demasiado gracioso escuchar todoooo lo que escuchamos, jajajajajaja. Me imagino que más de uno ya se proyectó a ese momento. Lo que les puedo decir es que fue demasiado gracioso.
Después de un buen rato de ella tratar de subir, logró su objetivo, bueno, que pensaban que teníamos trampas eternas, no pues!!! Así aplicamos la “salida de emergencia”, preferimos eso a que nos agarre y nos saque la mugre a golpes. Bueno al principio Alex salió tranquilo, sin despertar sospecha, cuando me toca a mí, mi queridísimo amigo dice: “Ya!!! Salta nomas!!! No se da cuenta!!!”, en ese momento vi a la “conejo” con una cara de “dientes de sable” que me asustó, salte y emprendí la carrera de mi vida, creo que le gané a Tom Burke (el ganador de los 100 metros planos de la última olimpiada). Bueno después de 10 segundos ya no vi a la “conejo” cerca, así que procedí a esconderme y ver si no había moros en la costa.
Media hora después, salí de mi escondite y me dirigí a mi casa, en el camino me encontré con Alex que me dijo para ir a ver nuestro cuartel y nos dimos con la sorpresa que la “conejo” había llegado a subir y nos había pintado, pateado y roto varias cosas del cuartel.
Nosotros estábamos felices pues las trampas habían funcionado y nos habían dado tiempo para el escape, así que procedimos a reconstruir nuestro cuartel y seguir con nuestros planes de inteligencia.

lunes, 26 de abril de 2010

Cortitas... sobre el sueño

Como están??? después de muchísimo tiempo vuelvo a escribir por estos lares... bueno escribiré algunas anécdotas cortitas sobre el sueño.
Hace algunos años cuando estaba discerniendo mi vocación, yo vivía en una casa con varias personas que estábamos en el mismo camino, es decir, que estábamos discerniendo nuestra vocación, bueno... en las noches antes de irnos a dormir rezábamos las completas (para aquellos que no saben que son las completas... son un tipo de oración que se hace en la noche antes de dormir, mayor información... busquen pues!!). Bueno tengo algunas anécdotas que nos pasaban en estas oraciones....

Anécdota 1:
Era la hora de las completas, aunque en realidad eran como las 12 y pico, después de un día muy agotador para muchos. Después de haber cenado nos disponíamos a rezar para poder irnos a descansar, entonces... más o menos los diálogos fueron así...

A: Nos disponemos para rezar haciendo un momento de silencio. (Momento de silencio) En el nombre del Padre... Dios mio ven en mi auxilio
Todos: Señor date prisa en socorrernos.
A: Gloria al Padre...
Todos: Como era en el principio... Amén.
A: Hermanos, habiendo llegado al final de esta jornada que Dios nos ha concedido, reconozcamos sinceramente nuestros pecados...

Al día siguiente...
RIIIIIIIIIIIIIINNNNNNNNGGGGGGGGGGG!!!! Sonó el despertador, eran las 6:00 a.m. y nos despertamos... exactamente en el mismo lugar donde nos habíamos sentado para rezar.
Para los que no entendieron... piensen un poquito más!! jajajaja.

Anécdota 2:
Esta anécdota también paso en la casa donde vivíamos (los que discernían vocación, por si acaso) la contare en 3 escenas, para que se entienda mejor...

1era escena: Entro a la casa, cruzo la sala y veo a "un hermano" leyendo un libro, seguí mi camino, entre a mi cuarto, saque las cosas que necesitaba y salí de la casa.

2da escena: Vuelvo a entrar a la casa y veo en la sala al mismo "hermano" pero esta vez estaba dormido sobre el sillón con el libro en el piso, la boca abierta, parecía que se le caía la baba por la boca, como estaba apurado seguí mi camino al cuarto a hacer aquello para lo que había subido.

3ra escena: Me dirijo a la sala y despierto a "mi hermano" a lo que yo le digo: "Oe! despierta, te has quedado jatazo, mejor lávate la cara o tómate un café para que no te duermas". A lo que me respondió: "No para nada, estaba descansando los ojos"!!!

Anécdota 3:
Estamos a punto de rezar las completas y justo el encargado de dirigir las completas, había tenido un día muy pero muy agotador, se le veía hasta en la cara. Entonces, nos dispusimos a rezar las completas...

K: Hacemos un momento de silencio para empezar nuestra oración. (Momento de silencio) En el nombre del Padre... Dios mio ven en mi auxilio
Todos: Señor date prisa en socorrernos.
K: Gloria al Padre...
Todos: Como era en el principio... Amén.
K: Hermanos, habiendo llegado al final de esta jornada que Dios nos ha concedido, reconozcamos sinceramente nuestros pecados...
Estábamos todos en silencio cuando de repente...
K: Señor, tu...tu...tu...tu...tu...tu...tu...tu...tu...tuuuuuuuuuuuuuu

Cual radio que se acaba la batería este hermano se quedo jatazo, mientras que los demás nos estábamos matando de la risa.

Anécdota 4:
Era un viernes, nos habíamos reunido los del grupo de discernimiento para estudiar toda la noche, pues teníamos una competencia intelectual al día siguiente.
Serian más o menos las 3 de la mañana y ya varios estábamos con cara de transformación pues el sueño estaba mermando nuestras fuerzas, pero no nuestra voluntad, al menos no la de algunos, jajajajaja. Cuando de repente "un hermano" se arrodilla y pone el libro que estábamos estudiando sobre la mesa, algunos extrañados por su "nueva postura de estudio" le preguntamos porque hacía eso, a lo cual nos respondió que lo hacía para no dormirse, que el "dolor" le ayudaría a no quedarse dormido. Considerando que él estaba poniendo ese medio de manera conciente, lo dejamos y seguimos estudiando, sino me equivoco no habían pasado ni 20 minutos cuando lo vimos totalmente privado, se había recostado en la mesa como si fuera su almohada, lo gracioso es que seguía arrodillado, para darle una lección, lo dejamos unos minutos más ahi y después le pasamos la voz, después de despertarlo "cariñosamente" era imposible que se pueda parar, caminaba mismo Elvis Presley bailando a lo cual todos nos reiamos de él....mmm... digo, con él.

Fin de las anécdotas.

Bueno, espero que les hayan gustado estas pequeñas anécdotas, seguire escribiendo mas seguido. Gracias por seguir leyendo mi blog, jajajaja.
Un abrazo y que Dios los bendiga.