miércoles, 24 de noviembre de 2010

Los tiempos cambian... a uno!!!

"Cuando uno es niño, piensa como niño... cuando uno es adulto, piensa como adulto." Interesante filosofía si nos "ponemos" a pensar y pensar, pero... que oculta este pensamiento???
Es interesante pensar que cuando uno comienza a crecer los retos, las metas, los sueños, la vida misma "cambia", cuando uno es pequeño solo piensa en jugar pelota, salir a la calle, jugar con los amigos... cuando uno crece... aparte de jugar pelota, salir con los amigos (ojo, ya no es salir a la calle, jugar con los amigos, sino es una unión de ambas acciones, jajajaja), también esta pensar en el futuro, en lo que se viene, en las consecuencias de lo que haces, que la enamorada, la novia y la futura esposa (cada paso a su tiempo), pensar en el trabajo para mantener a los hijos, en realidad "piensas como adulto", no?
Bueno a todos le llega ese "momento" en su vida y a mi me llego no hace mucho. Aunque no lo crean, tengo novia, así es NOVIA, eso quiere decir, que proximamente me casaré, es más hasta ya tengo fecha... ven que los tiempos cambian a uno? jajajajaja.
Solo puedo decir, que durante este tiempo, que Dios en su inmensa generosidad, me ha regalado y me ha ido dando luces para descubrir "ese famoso Plan" que tiene para mí, me descubro sobrepasado de amor, es poco comprensible que siendo uno tan "pequeño" frente a los propios ojos humanos, seamos para Dios inmensamente grandes para regalarnos el don tan precioso del amor y no solo un amor de "verano" ni pasajero, sino un amor para toda la vida. Es dificil imaginar la cantidad de bendiciones que uno recibe, yo hasta ahora no termino de contar, pero asi como Dios bendice... también exige y no exige porque se le da la gana, sino (parafraseando al gran Filósofo Ben Parker) "Un gran don conlleva una gran responsabilidad". Y qué responsabilidad, nada mas y nada menos que el amor hasta la eternidad. Dificil, no?
Pero como escuchaba en la homilia del domingo... "ese amor que tanto se proclama, ese amor de sonrisita, pasarla bien, me llevo super bien, ese amor que cantan taaaaaantos artistas idealizados pero que en el fondo no muestran el amor como verdaderamente es, ese amor que solo Cristo en la cruz nos mostró..."
"El amor que Cristo nos mostró", si pienso solo un ratito y veo a Cristo en la Cruz, solo puedo decir que el amor es como la Cruz: Dura, pesada, llena de astillas, clavos, pero cargada de una esperanza plena, de entrega generosa, de amor pleno, de vida eterna.
Y si pues, para mi ese es el amor que ahora el Señor me va mostrando, un amor de Cruz, pero una Cruz que a mi (y también a mi futura esposa) harán de nuestras vidas un regalo hermoso a Dios.